Principios del Trabajo en Equipo

Autor: Lic. Marisol Espino González


Es evidente que los equipos son importantes: son un punto prioritario en la agenda de cualquier buen líder. Un equipo podría definirse como un ser humano; nace, crece, madura y se espera que aporte a los demás con su existencia.

Reunir a un grupo de personas en el mismo lugar a trabajar no significa que lo hagan en equipo; crear y desarrollar un verdadero equipo de trabajo es mucho más complejo de lo que se piensa y va más allá del solo hecho de reunir personas con un objetivo específico.

En la actualidad el concepto de “trabajo en equipo” para muchas organizaciones se encuentra confuso, se cuenta con la teoría de que si se conocen entre ellos, se llevan relativamente bien, comparten las metas, se comprometen, aceptan los trabajos asignados, los desarrollan y cumplen, quiere decir que tienen efectivos equipos de trabajo, olvidando dos principios fundamentales: el involucramiento y la calidad en los resultados.

Al respecto, todo equipo de trabajo tiene un líder y es esta figura quien debe procurar, aún a pesar de la pereza humana, aún a pesar de la incertidumbre ante el futuro y del desinterés de algunos participantes, que ocurra el involucramiento, la innovación y la creatividad en el sentido y de la manera correcta para obtener un alto desempeño.

Los Líderes existen para transformar su entorno y hacerlo de manera eficaz. Pero no lo hacen solos; dependen de las personas. Éste es otro concepto que hoy en día es sumamente necesario comprender por todo ejecutivo con personal a su cargo. Sin sus colaboradores no existiría a quién dirigir, por lo tanto su función consiste en influir sobre los demás, en ponerlos en movimiento en la dirección adecuada y con alto grado de motivación.

Existen algunos principios que debemos conocer si queremos influenciar y dirigir a otras personas:

* Primer principio: todo en la vida tiene dos polos uno positivo (activo) y otro negativo (pasivo). Lo que nos hace felices o infelices no es lo que son las cosas realmente, sino lo que son para nosotros, la idea que tenemos de ellas (creencias). ¿Qué importancia práctica tiene este principio en la formación de un equipo?

* Segundo principio: el primer signo positivo (o negativo) que llega a nuestro inconsciente, a la parte más sensible de nuestro interior, tiende a atraer otros signos positivos (o negativos). Cuanto más claro, sencillo y neutral hagamos aparecer una descripción positiva, tanto mejor llegará al destinatario. El ser humano tiende a extraer conclusiones generales a partir de un solo indicio. ¿Para qué me sirve conocer este otro principio?

* Tercer principio: el inconsciente humano funciona como un contador de impulsos electrónicos. Una sola impresión determina si van a ser los puntos positivos (o los negativos) los que penetrarán en la parte interior de nuestro inconsciente. Lo importante es sumar todos los argumentos positivos que tiene el formar un equipo contra lo que no lo es. Pero es más importante que esos argumentos él mismo participante los diga con sus propias palabras.

Hay que delegar tanto como sea posible. Deja realizar a los miembros de un grupo lo que quieran… sólo asegúrate de que quieran lo correcto.

Una pregunta importante que se les hace a los colaboradores es la siguiente: ¿qué sugieres que se haga? Ya que es la más adecuada para encomendar una tarea dado a que:

*  La reacción y respuesta de los colaboradores nos dan referencias claras que permiten valorar la tarea a efectuar.

*  Incita al participante a pensar por sí mismo y asumir responsabilidades.

*  El colaborador se distingue y tiene la ocasión de realizar sus propias ideas.

Sólo puede delegar el dirigente que confía en sus colaboradores.

¿Cómo solucionar asuntos con los demás?

Básicamente existen cuatro posibles formas con las que una persona puede manejar situaciones problemáticas:

1. Evitar o ignorar el problema.

2. Tratar de suavizar la situación haciendo cosas que la hagan menos tensa sin abordar el problema directamente.

3. Llegar a la confrontación “ganar – perder”, en la que una persona trata de usar el poder para beneficiarse a expensas de la otra persona.

4. Tener un enfoque hacia la solución del problema y trabajar con la otra persona para encontrar alternativas aceptables para ambos

Acciones clave

Rápidamente, expresa tu preocupación acerca del problema: al envejecer el problema tiende a hacerse mayor. Mientras más pronto lo identifiques y empieces a solucionarlo, resultará más fácil. Un buen tip es reconocer las “primeras señales de advertencia” que indican que un conflicto está en camino (silencios, comentarios desagradables, sientes irritación o tensión, no te puedes concentrar, cometes más errores que antes).

Recuerda que cualquier problema que afecte el desarrollo de tu trabajo es “tu” problema. No hay que esperar a que los demás tomen medidas, tal vez ellos no lo saben. Al actuar, muestras interés, tanto por unas buenas relaciones de trabajo como por los resultados.

Para hacerlo, hay que ser amables y honestos dando apoyo constante a las personas. Hay que dirigirse a la persona involucrada en privado. Hay que describir la situación como realmente se percibe. No se debe acusar ni culpar a nadie, esto sólo crea tensión y resentimiento.

Principios

*  Enfocarse en el problema, no en la persona.

*  Hay que mantener la autoestima del interlocutor.

Utiliza hechos para describir la situación con claridad y con calma: esto va a permitir que la otra persona entienda lo que has observado y cómo te está afectando. Al enfocarte en los hechos, puedes sentar las bases para un acuerdo posterior. Una atmósfera de “vamos a solucionar esto juntos” obtiene mejores resultados que una de “Yo estoy bien, tú estás mal”

Hay que describir lo que has observado utilizando hechos específicos. Se menciona cómo te está afectando la situación e invita a la otra persona a que ayude a encontrar la solución adecuada.

*  No trates de culpar o hacer que él o ella se sienta mal o incompetente

*  No te enfoques en la personalidad del individuo

*  No trates de herir sus sentimientos o forzar el acuerdo que deseas

Pide los puntos de vista de la otra persona: esto te sirve para tener una información más completa, una visión más amplia del problema y el resultado será una mejor. Así también aumentas la estima de la otra persona y fomentas la cooperación.

Un punto importante es el de saber escuchar cuando pidas la opinión de los demás para realmente entender lo que tiene que decir.

Revisa los hechos y genera soluciones alternativas: las mejores soluciones a los problemas se enfocan a través de hechos observables. Hay que lograr acuerdos sobre los hechos, enfocándose en el problema real y sus causas. Sólo así se podrá crear una lista de posibles soluciones antes de tomar una decisión final y se logrará la participación y cooperación del otro para poner en marcha aquellas sugerencias en las que se participó.

Para comenzar se deben revisar juntos los hechos y las causas del problema. Se establece algún acuerdo acerca de los hechos antes de buscar las soluciones. Se debe evitar culpar a las personas o criticar sus personalidades. El enfoque debe ser sólo en soluciones justas y prácticas, que puedan llevarse a cabo y que sean aceptables para los demás.

La creatividad se promoverá al hacer una lluvia de ideas sin evaluarlas, al principio, para no poner límites a la creatividad. También se pueden combinar para sacar alternativas aún mejores.

Llegar a un acuerdo sobre lo que cada persona hará para solucionar el problema: cuando las personas toman la responsabilidad de ayudar a solucionar un problema, las probabilidades de que el problema realmente se solucione, resultan mucho mayores. A todos les permite sentir que han contribuido a la solución. Un plan de acción claro, que incluya quién va a hacer qué, evita la confusión posterior. La gente sentirá que todos empujan en la misma dirección y esta cooperación los lleva a mejores relaciones de trabajo.

Cada integrante del equipo debe desarrollar una actitud propositiva. Todos y cada uno de ellos brindarán su apoyo voluntariamente, de manera específica para ayudar a solucionar el problema, aunque sientas que “tu no estás equivocado”. La cooperación de los demás debe ser siempre agradecida.

El sinergismo

Implica acciones simultáneas de diferentes personas que tienen en su conjunto un efecto mayor que la suma de sus efectos individuales. La contribución más importante que un Líder puede hacer es producir sinergia en su unidad de trabajo.

Los ocho atributos de los equipos de alta eficiencia

1. Liderazgo Participativo: se crea interdependencia, el líder es un integrante más del equipo.

2. Responsabilidad compartida: se establece un ambiente en el que todos los miembros del equipo se sienten tan responsables como el líder por el rendimiento de la unidad de trabajo.

3. Unidad de propósito: existe un sentido de propósito común en cuanto a por qué existe el equipo y cuál es su función.

4. Buena comunicación: se crea un clima de confianza y de comunicación franca y abierta.

5. Mira en el futuro: se ve el cambio como una oportunidad para crecer.

6. Mira en la tarea: se mantienen reuniones centrales en los resultados y se comparte la responsabilidad por el éxito de los encuentros.

7. Talentos creativos: se derriban las barreras que frenan la creatividad y se apela a los talentos y técnicas individuales en forma creativa.

8. Respuesta rápida: se identifican las oportunidades y se actúa en consecuencia

Contáctenos:

Tel: (0155) 5250-7074
Lada sin Costo: 01 800 223 7000
E-mail: contacto@excellencecapacitacion.com.mx
Web: http://www.excellencecapacitacion.com.mx


EL PRESENTE ARTÍCULO, TÍTULO Y CONTENIDO SE ENCUENTRA PROTEGIDO CON DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL Y DERECHOS DE AUTOR. DERECHOS RESERVADOS A FAVOR DE EXCELLENCE CAPACITACIÓN EJECUTIVA, S.C., (C). PROHIBIDA LA DISTRIBUCIÓN, O REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN LA PREVIA AUTORIZACIÓN POR ESCRITO DE SU TITULAR.

3 respuestas a Principios del Trabajo en Equipo

  1. mariannys dice:

    si es verdd;?

  2. yeisibel dice:

    si me gusta esto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: