Nueve Reglas para Hablar en Público

Autor: Lic. Marisol Espino González


Hablar en público es considerado uno de los temores más difíciles de vencer por un alto porcentaje de personas, sobre todo ejecutivos y ejecutivas, quienes, no importando si la audiencia es poca o mucha, el simple hecho de presentarse ante un público les paraliza, generando de inmediato síntomas físicos correspondientes al “pánico” tales como tartamudeo, mareo, taquicardia, sudoración de manos, baja o alta presión arterial, náuseas, entre otros, que definitivamente inhabilitan al individuo a pronunciar una sola palabra, también a olvidar el discurso por más preparado que se pudiera encontrar, así como a divagar y no dejar un mensaje claro, lo cual interfiere en su objetivo y lo peor, debido a las expectativas del auditorio, la imagen profesional queda en duda, pues cuando los reflectores no están sobre uno mismo, es sumamente sencillo ser juez del orador.

Lo anterior, resulta más común de lo que podemos imaginar, y por cierto, sumamente comprensible puesto que hablar en público no es una actividad sencilla, se requiere de técnica, práctica y elementos audiovisuales de apoyo para lograr un buen impacto.

A continuación, compartimos 9 reglas básicas para hablar en público, mismas que son de utilidad al ser practicadas y aplicadas.

1. Comprometerse

El compromiso es consigo mismo, para dar lo mejor de sí, esforzarse en lograr el objetivo de su mensaje a transmitir a pesar de cualquier circunstancia. Asimismo el compromiso con su auditorio que merece respeto a su tiempo y sobre todo, el compromiso de tener siempre en mente dejar algo positivo en los demás.

2. Preparación de su tema

Evite en lo posible las improvisaciones. Mientras mejor preparado, estudiado y practicado se encuentre respecto a su tema, más posibilidades de éxito tendrá. Estar preparado le brindará además, la oportunidad de responder a cualquier pregunta que pueda surgir de su público, por lo tanto, su buen nivel profesional será notorio.

3. Vencer el miedo y transformarlo en pasión

El punto crítico de hablar en público, sin duda es el miedo, existe una frase sumamente alentadora al respecto “El miedo sirve para dos cosas; te paraliza o te impulsa” Nosotros decidimos, evidentemente en este rubro la recomendación es que lo impulse en sus próximas intervenciones en público, por lo que transformarlo en “pasión” incluso “reto”, resulta fundamental para vencerlo.

4. Conozca a su público

Al hablar en público resulta esencial conocer el perfil y características de la audiencia, de ser posible investigue su nivel académico, si son más mujeres que hombres o viceversa, si es un grupo homogéneo, eterogéneo, si conocen o no del tema a tratar, etc. Será información que le resultará de utilidad al momento de su intervención.

5. Actitud del orador

La actitud es un factor clave en la actividad de hablar en público, se dice que nuestra actitud es nuestra altitud, por lo que ésta debe ser abierta, respetuosa, amable, generadora de confianza, carismática, motivadora, positiva y empática.

6. Tips de ayuda

– Inicie presentándose o agradeciendo a quien le haya presentado
– Salude al público
– Agradezca su presencia
– De una muy breve introducción del por qué se encuentran reunidos
– Module su voz
– Permanezca siempre de pié
– En caso de usar micrófono nunca lo pegue a sus labios, manténgalo de 5 a 10 cm.
– En caso de nerviosismo, fije su vista en un punto medio de frente, por arriba de la audiencia, de esta manera no verá rostros de manera directa y no lo percibirá el público
– Evite leer diapositivas
– Sea concreto y preciso
– Rompa el hielo con alguna broma o comentario sutil
– No hable de religión, política o deportes en una presentación profesional
– Trate de moverse entre el público, no se mantenga en un solo lugar
– Exprese con sus manos y brazos con movimientos auténticos y naturales, no forzados
– No tenga nada en las manos, así evitará el jugueteo por nerviosismo con los dedos
– Si requiere apuntador úselo en momentos y déjelo sobre su mesa de proyección
– Nunca ponga sus manos en los bolsillos es un signo de inseguridad
– Manténgase erguido, hombros hacia atrás de manera natural es signo de seguridad
– Evite muletillas
– Practique frente al espejo a solas y corrija sus áreas de oportunidad
– Sonría ocasionalmente de manera espontánea
– No haga comentarios feministas o machistas en sus presentaciones, omítalos
– Pida a alguien de confianza que lo filme a solas para que se vea usted mismo y pueda cambiar lo necesario antes de su presentación ante el público
– Solicite retroalimentación, le será de utilidad para saber cómo le perciben los demás al hablar en público
– Ante cualquier situación fuera de su alcance como fallas audiovisuales, ruidos externos, etc. Siga con su presentación, tómelo con calma recuerde que usted es quien está frente al grupo

7. Imagen

La realidad es que la imagen cuenta mucho en todos los aspectos de nuestra vida, en relación al hablar en público el cuidado de la imagen es fundamental, ésta debe ser impecable, elegancia y buen gusto en el vestir, el cuidado personal, zapatos y manos son lo que las personas visualizan de inmediato, cuide todos los aspectos de su arreglo personal.

En cuanto a la imagen profesional, evite utilizar malas palabras o comentarios despectivos.

El lenguaje corporal dice mucho más de lo que usted puede creer, es por ello que su postura debe ser cuidadosamente estructurada para transmitir, además de con palabras, con sus movimientos lo que desea proyectar.

8. Control

Se refiere al control de absolutamente todo lo que tiene que ver con su intervención al hablar en público, el control de sus emociones como orador, el control del nerviosismo a través de la respiración, el control del grupo o audiencia, el control de los puntos a tratar, el control del tema y el tiempo, de las preguntas que puede y debe responder en caso de presentarse el caso.

El control lo tiene usted, asegúrese de tener todo lo necesario antes de hablar en público.

9. El cierre

Su cierre debe ser concreto y esperado, es decir, a lo largo de la presentación de su tema, para estas alturas ya su público sabe que viene el fin de su intervención, pregunte si quedan dudas y responda las que se presenten con confianza en sí mismo, nunca se enfrasque en debates que se susciten en sesiones de preguntas y respuestas, podrían afectar todo el trabajo realizado, cortésmente de paso a la siguiente pregunta de acuerdo con la situación.

Despídase, agradezca la atención y quede a las órdenes del auditorio.

Después de haber seguido estas reglas para hablar en público, tenga la seguridad de que su evolución como presentador / orador será notoria y benéfica para su desarrollo profesional.

Más que suerte, le sugerimos practicar constantemente, pues como sabemos la práctica hace al maestro.

DATOS DE INTERÉS:

Para conectarte debes comunicarte:

¿Cómo saber que nos hemos conectado realmente con los demás? Porque los demás hablan favorablemente de nosotros; estrechan lazos emocionales con nosotros; confían en nosotros; y, nos transmiten una energía positiva, aparte de disfrutar de nuestra presencia.

Conectarse realmente con los demás es muy provechoso e importante. Las personas que se conectan calurosamente encaran menos conflictos y disfrutan más de las relaciones. Sin embargo, el establecimiento de este tipo de lazos con los demás supone superar la barrera de señales y mensajes con los que nos bombardean a diario. Esto significa volvernos unos verdaderos comunicadores, habilidad que podemos aprender por nosotros mismos.

Las conexiones cordiales dependen de reconocer los valores de los demás. Debemos dejar de concentrarnos en nosotros mismos y empezar a centrarnos en los demás. La idea es dejar el ego a un lado y aprender a trabajar con los demás. Para conectarnos con otras personas, debemos hablarles y centrar la conversación no en nuestros problemas, sino en los problemas e inquietudes de los demás.

Debemos tratar de desarrollar relaciones cara a cara, personalizar nuestro trato a pesar de la tecnología que cada día nos aleja más del contacto visual, que es como ocurre el 90% del proceso de conexión. Debemos perfeccionar nuestras habilidades en esta área. Luego, aprender a conectarnos con los miembros de diversos grupos y, finalmente, con una audiencia. Esto no es fácil, pero es esencial.

A continuación, algunas preguntas que nos podría hacer nuestro interlocutor:

1. ¿Te preocupas por mí?: Debemos demostrar que realmente nos preocupamos por los demás. Debemos dejar de ocuparnos de nuestras necesidades y prestarle atención a las de los demás.

2. ¿Me puedes ayudar?: Los mejores agentes de ventas siguen esta máxima al pie de la letra: “A nadie le gusta que le vendan nada, pero todo el mundo necesita ayuda”. En vez de buscar gente que nos ayude, es mejor empezar por ayudar a los demás.

3. ¿Puedo confiar en ti?: La confianza es vital, verdaderamente importante. Nunca nos lograremos conectar con nadie si no somos de confianza.

Conectarse es muy sencillo si lo hacemos de una manera genuina y verosímil. Es más importante lo que hagamos que lo que digamos. De hecho, las palabras suelen tener poca importancia a la hora de conectarse. La impresión que demos dependerá más de cuánto revelemos de nosotros mismos y nuestros hechos.

El proceso de conexión tiene cuatro componentes:

Lo que ven los demás: Conexión visual: es más importante nuestra apariencia que lo que decimos. Debemos vestir bien y acorde a la profesión que ejercemos. Arreglarnos. Sonreír, hacerlo siempre (tiene excelentes resultados) y expresarnos agradablemente. Pararnos derechos. Movernos con energía.

Lo que la gente entiende: Conexión intelectual: para conectarnos con los demás, debemos relatar experiencias auténticas que puedan compartir, sentir y respetar. Cuando nos encontramos a nosotros mismos, encontramos nuestro público.

Lo que siente la gente: Conexión emocional: la actitud hace que algunas personas sean más carismáticas que otras. Si somos cuidadosos y confiados, la gente se nos acercará.

Lo que oye la gente: Conexión verbal: debemos usar palabras positivas y usarlas bien.

Gastar energía para conectarse:

Debemos emplear mucha energía para conectarnos con los demás. Si esperamos que los demás se muevan primero, nos quedaremos solos. En vez de esperar que surja la situación perfecta para iniciar una relación, debemos aprovechar el momento. Pero la idea no es caer de repente sino prepararnos primero. Debemos ser pacientes y dejar de lado el orgullo.

Debemos gastar nuestra energía en conocer gente; pero tampoco debemos abusar de nuestras energías.

Cuando hablamos ante un público, mientras mayor sea este, mayor será la cantidad de energía que deberemos proyectar.

Para comunicarnos con un grupo de personas, antes debemos aprender un poco sobre estas.

Cuando nos reunamos con estas personas, debemos presentarnos a todo el mundo. Independientemente de que estemos lidiando con una persona, un pequeño grupo o un gentío, siempre debemos mostrar aprecio y simpatía por los demás. La disposición debe ser nuestra tarjeta de presentación.

Aunque seamos buenos comunicadores, siempre es importante relacionarnos con personas respetadas que compartan su credibilidad con nosotros. También depende de lo que sepamos y de lo que hayamos logrado. Los grandes logros atraen conexiones.

Buscar un fundamento común:

La mejor manera de conectarnos con los demás es buscar un fundamento común. Para determinar si compartimos el mismo territorio con otras personas, debemos aprender más sobre las personas a las que queremos llegar. Lamentablemente, esto es difícil de lograr, debido a varias razones:

1. Prejuicio: Ya sé lo que saben, sienten y quieren los demás: cuando generalizamos, solemos cometer errores. No debemos estereotipar a la gente ni pensar que no hay nada que aprenderde los demás. Los seres humanos siempre nos sorprenderán.

2. Arrogancia: No necesito saber lo que saben, sienten y quieren los demás: la esencia de entablar relaciones está en preocuparse por los demás y en tratar de entenderlos.

3. Indiferencia: No me interesa saber lo que saben, sienten y quieren los demás: la gente que dice esto sólo se toma encuenta a sí misma. Es imposible que se conecte con los demás.

Como dijo el comediante George Carlin: “Los científicos anunciaron hoy que habían conseguido la cura de la apatía. Pero nadie ha mostrado ni el más mínimo interés en la misma”.

4. Control: No quiero que los demás sepan lo que yo sé, siento y quiero: si no les transmitimos nuestros conocimientos a los empleados, lo más seguro es que la moral de la compañía se desplome.

No podemos cometer estos errores. Pasemos tiempo con los demás. Escuchemos. Aprendamos de sus intereses. ¿Qué les gusta? ¿Qué no les gusta? Debemos mostrar aprecio y sentido humano. Asimismo, debemos validar los sentimientos de los demás diciéndoles que también nosotros nos sentimos así. Debemos demostrarles que somos iguales a ellos y que estamos de su lado.

Claridad, humor y sonrisas:

En El poder de las palabritas, John Beckley dice: “Se hace poco énfasis en la importancia de comunicar ideas claramente… La escuela nos enseña a nublarlo todo”. ¡Qué cierto! Algunas personas asumen que deben hablar y escribir de manera complicada porque esto es señal de inteligencia. Pero, es completamente al revés. Para comunicarse y conectarse, debemos transmitir pensamientos e ideas sencillas. Suena más fácil de lo que realmente es. El matemático Blaise Pascal admitió lo siguiente: “He escrito una carta más larga de lo normal porque no tenía tiempo de que fuera más corta”.

Para ganarnos la atención y el respeto de los demás, debemos ofrecerles información y anécdotas que sean divertidas, emocionantes, motivadoras y de ayuda. Debemos tratar de que las personas se rían. Debemos apelar a sus sentimientos, inspirarlas y lograr que sus vidas sean más sencillas. Si queremos comunicarnos con los demás, debemos: simplificar las cosas, decirlas lentamente y con una sonrisa. Luego, debemos seguir los siguientes lineamientos:

Hablarle a la gente sin mostrarnos superiores: a nadie legusta que los demás sean condescendientes.

Ir directamente al punto: tenemos algo que decir, sólo falta que lo digamos.

Decirlo claramente: no debemos hablar o escribir de nada hasta que no tengamos un mensaje claro. Los demás no se llevan lo que les decimos sino lo que entienden.

Decir menos: a nadie le gustan los discursos largos.

Debemos captar la atención de nuestros interlocutores con citas, anécdotas y ejemplos.

Para darle más energía a nuestros discursos, debemos:

Responsabilizarnos por nuestros interlocutores: el orador y el escritor son los responsables de conectarse con el público.

Entrar al mundo de nuestros interlocutores: es importante que nos aseguremos de que sean capaces de entender nuestras frases e ideas.

Captar la atención de los interlocutores desde el inicio: y hasta el final. Debemos evitar los discursos tipo hamaca. Esdecir, discursos que empiezan y finalizan muy bien, pero quenos dan sueño a la mitad.

Activar la audiencia: debemos formular preguntas, tratar deque los miembros del público interactúen entre sí (podrían sacudir las manos) y pedirles que hagan algo (levantarse yestirarse).

Decirlo de manera que sea memorable: debemos ofrecer información vital, ideas originales, datos impresionantes y humor.

Favorecer los recursos visuales: debemos hacer gestos yexpresiones.

Contar anécdotas: esta es la mejor manera de captar la atención.

Otra manera de conectarnos positivamente con la gente es motivarla. Para tal fin, debemos seguir estos lineamientos:

1. Lo que la gente necesita saber: esto es fundamental. Les debemos demostrar a los demás que estamos de su lado, que son importantes y que esperamos que les ocurran cosas positivas.

2. Lo que la gente necesita ver: debemos mostrar nuestra convicción, carácter y credibilidad.

3. Lo que la gente necesita sentir: debemos tener confianza y mostrar pasión por el tema. Debemos dar gracias por tener el privilegio de hablar ante tan destacado público.

Somos nuestro mensaje:

Cuando comenzamos a crear una conexión con la gente, lo hacemos o en persona o en un grupo. Nuestra manera de comunicarnos marca una gran diferencia. Una vez que nos conocen, la credibilidad se volverá el factor más vital para mantener los lazos.

Una vez que establecemos una conexión, debemos mantener nuestra credibilidad. Y esto sólo lo podemos lograr si nos conectamos con nosotros mismos, si aprendemos a confiar en nosotros mismos y si nos preocupamos por nosotros mismos. Si no nos queremos a nosotros mismos, lo más seguro es que no les gustemos a los demás.

Debemos responsabilizarnos de nuestras acciones. Siempre debemos vivir de acuerdo con lo que decimos y hacemos, esto se llama CONGRUENCIA.

Contáctenos:

Tel: (0155) 5250-7074
Lada sin Costo: 01 800 223 7000
E-mail: contacto@excellencecapacitacion.com.mx
Web: http://www.excellencecapacitacion.com.mx


EL PRESENTE ARTÍCULO, TÍTULO Y CONTENIDO SE ENCUENTRA PROTEGIDO CON DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL Y DERECHOS DE AUTOR. DERECHOS RESERVADOS A FAVOR DE EXCELLENCE CAPACITACIÓN EJECUTIVA, S.C., (C). PROHIBIDA LA DISTRIBUCIÓN, O REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN LA PREVIA AUTORIZACIÓN POR ESCRITO DE SU TITULAR.

5 respuestas a Nueve Reglas para Hablar en Público

  1. Gracias tanto por esta información

  2. Luciano Diaz dice:

    Valla! Muy interesante los puntos que expones en el post. Has sacado en blanco unos cuantos puntos que tomare en cuenta para mi próxima presentación, en especial el punto 6 con el listado de tips de ayuda porque haces un “paso a paso” de cómo hacer una presentación eficaz. El punto mas interesante y el mas DIFICL, a mi entender , creo que es el 8 EL CONTROL, yo tuve grandes problemas para poder conseguir controlar mis emociones y no dejarme vencer por la timidez innata que me acompaño toda mi infancia y parte de mi adolencia, fue navegando en internet que di con la solución con un curso llamado “comunicarse sin trabas” INTERSANTISIMO. El material expuesto aquí es también de primera! Gracias por compartirlo te seguire de cerca.

  3. Hola. Gracias por estos tips. Yo simpre memorizaba todo, pero veo que no es así. Son muy padres estos tips. Me encantaron. En internet vi el curso que mencionas, Luciano Díaz. Yo lo busqué así como mencionas. La dirección web es: Esthalon punto com

  4. Gracias por este artículo muy edificante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: